Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Raquel Serrat, miembro de la JD de ARCA y Responsable de Dones d’Unió de Pagesos: «En el mundo rural también necesitamos atraer y retener talento femenino»

15/10/2020 Área: LEADER Fuente: monrural.cat / ARCA

El día 15 de octubre se celebra en todo el mundo el " Día Internacional de la Mujer Rural ", con el objetivo de  rendir homenaje y reconocer el papel primordial de las mujeres en la agricultura, la ganadería, la emprendeduría rural y la fijación de la población en el territorio . Es de justicia pues, agradecer a todas aquellas mujeres que trabajan en el mundo rural y pesquero catalán su contribución en la dinamización de nuestro territorio.

Para visibilizar y consicienciar sobre el papel fundamental que tienen las mujeres en el desarrollo de los territorios rurales,  compartimos el artículo de  Raquel Serrat , miembro de la Junta Directiva de ARCA,  " En el mundo rural también necesitamos atraer y retener talento femenino " publicado hoy en  monrural.cat:

Como campesinas y mujeres rurales, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, el 15 de octubre, nos podríamos hacer eco de muchas reivindicaciones. Algunas, históricas de igualdad, plenamente vigentes, y otros, más actuales, que la situación de pandemia que nos toca vivir este año ha hecho aflorar de una manera muy clara. Desde el sector social de Mujeres de UP hemos trabajado para detectar estas deficiencias y reclamar, a quien corresponda, soluciones.

En el mundo rural padecemos una falta de servicios que no viene de ahora. Políticamente, es muy fácil llenarse la boca al hablar de la Cataluña rural, con palabras como "despoblación", "relevo generacional", "oportunidades", "emprendimiento", "empoderamiento de la mujer"... Pero, ¿cuánto tiempo hace que hablamos? ¿Cuánto hace que hacemos política de escaparate? ¿Dónde están las soluciones reales? Sin unos servicios sanitarios y de enseñanza dignas, sin acceso a la vivienda, sin unas buenas conexiones a internet, sin unas infraestructuras de comunicación sólidas, no somos más que un parque temático pensado para que la gente de ciudad venga a hacer turismo.

Las montañas, las llanuras, los ríos y los mares de nuestra casa son cuidados por los campesinos y las campesinas. Somos gente que vivimos y trabajamos todo el año en el territorio para que la queremos, porque es nuestra casa, y también lo hacemos para que la gente disfrute de productos de proximidad sanos y seguros y de los paisajes impresionantes que nos rodean. El campesinado y el mundo rural deben ser una apuesta de país real. Por ello, se necesitan inversiones, una financiación adecuada para cubrir las necesidades de las personas. Y no sólo hace falta dinero. Hay que creer en los beneficios que aportamos a la sociedad y se nos han de compensar. Un centro de atención primaria, una guardería, un cajero automático o un matadero municipal son equipamientos que quizás no son viables económicamente en el mundo rural, pero son un derecho, una necesidad.

En los pueblos vivimos pocos habitantes y, muchas veces, de edad avanzada. La falta de recursos y de atención es lo que nos ha llevado a esta desventaja socioeconómico. Tenemos que trabajar para garantizar la calidad de vida y la igualdad de oportunidades que nos merecemos. Y aquí, la participación de la mujer es imprescindible. Nosotros tenemos una visión transversal de las ventajas e inconvenientes de vivir en el campo para que por nuestras manos pasan casi siempre las tareas de cuidados, de atención en el hogar, de gestión de la empresa y del trabajo del campo. Nuestro día a día hace que estas carencias del mundo rural sean asumidas y gestionadas por nosotros. Y lo hacemos a gusto, incansablemente, porque lo hacemos para la gente que queremos. Pero la sociedad también nos ha de estimar un poco más, trabajando colaborativamente y con respeto. Si queremos un desarrollo rural sostenible es necesario atraer y retener talento femenino. Si a un pueblo no hay mujeres, el pueblo muere. Las labradores lo tenemos muy claro pero todos nos debe ayudar! "

Imprimir ficha

Buscador






Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es