Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

LEADER, el corazón emprendedor de las zonas rurales de Asturias

20/03/2020 Área: LEADER Fuente: La Nueva España

https://afondo.lne.es/wp-content/uploads/2020/03/imagen-ana-garcia.jpgDesde 2016 se han realizado cuatro convocatorias en el Principado, con un total de 1.559 beneficiarios que han generado una inversión de 113 millones.

Reportaje de Elena Casero, publicado en La Nueva España.

La iniciativa LEADER, desarrollada a través de los Grupos de Desarrollo Rural (GDR), se ha convertido por derecho propio en el verdadero motor de la diversificación de los territorios rurales asturianos. Sin el LEADER y sin los GDR sería prácticamente imposible reconocer sectores tan diversos y pujantes en la actualidad como el turismo rural, los pequeños frutos, etcétera. Implantados en el territorio desde los años 90, el Gobierno del Principado ha apostado con decisión por las iniciativa LEADER que en principio contaba con 70 millones para el período 2014-2020, siendo ampliada esta dotación económica hasta los 101 millones de euros en 2019, la segunda más alta de Europa con relación al PDR y la mayor dotada en España, con mucha diferencia del resto de comunidades

Durante este período, las medidas puestas en marcha en la región han sido de las más avanzadas y en muchos casos pioneras en zonas rurales, lo que han convertido al Principado en verdadera punta de lanza a nivel nacional en materia LEADER.

El denominado "Ticket Rural", que comenzó en Asturias, ya ha sido "copiado" en otras comunidades y está siendo puesto como ejemplo incluso a nivel europeo. Consiste en una ayuda a personas físicas que lleven al menos tres meses desempleadas, que creen una empresa a título individual en la que al menos se genere su puesto de trabajo y que no hayan estado dados de alta como autónomos en la misma actividad en la que se solicita la ayuda en los últimos tres años.

En cuanto a la incorporación como emprendedor o emprendedora en los territorios rurales, hasta este año esta medida estaba dotada con 25.000 euros y, a partir de la convocatoria de este año, serán 35.000 euros, sujetos el régimen de mínimos, haciéndose el pago en tres anualidades, 30%, 30% y 40% en años consecutivos.

Desde 2016 se han realizado cuatro convocatorias, con un total de 1.559 beneficiarios de estas ayudas en el Principado. De estas, 1.062 fueron para empresas privadas, 323 para entidades locales y 174 para asociaciones sin ánimo de lucro. De todas ellas, la medida que más beneficiarios ha tenido es la de creación de actividades no agrícolas, que alcanza los 594 proyectos. Todos estos proyectos han generado una inversión total de 113 millones en once territorios rurales de la región.

La convocatoria de este año, que se prevé abrir a lo largo de la primavera, contará con 26 millones de euros para apoyar los proyectos emprendedores, de las asociaciones y de los municipios, una cifra superior a la en principio esperada. Además, llega con una serie de cambios en sus bases que permiten dar a estas ayudas mayor agilidad y capacidad para crear empleo y desarrollo económico en el medio rural.

En la actualidad, nadie pone en duda que los GDR son una de las más importantes herramientas que existen para enfrentarse al despoblamiento de las zonas rurales asturianas, no solo por ser las ayudas que más aportan a estos territorios sino por la propia composición de estos grupos, en los que participa prácticamente todo el tejido social, político, y asociativo, siendo ellos quienes diseñan las estrategias a desarrollar en sus comarcas, el denominado enfoque ascendente. Las 11 oficinas de los grupos diseminadas por las distintas comarcas cuentan con unos equipos técnicos que dinamizan esas áreas y que acompañan desde el primer momento al emprendedor o promotor que quiere poner en marcha su modelo de vida en las áreas rurales. Además, dinamizan esos territorios y conjuntamente realizan actuaciones comunes para proyectos supracomarcales.

Historias LEADER

  • Las gallinas felices de Eva y Valerio

Los hermanos Eva y Valerio García lo tuvieron y lo tienen claro: los cambios alimentarios de los españoles exigen productos de calidad y si hay un producto agrario cuya buena gestión ambiental se traduzca directamente en un producto del alto valor culinario ese es el huevo. Movidos por esa idea y por el invencible tesón de Eva, desarrollaron un proyecto empresarial en el que reformaron unas naves abandonadas que habían pertenecido a su familia en la localidad de La Braña en Castrillón, para instalar en ellas y en las cinco hectáreas de terreno anexas una granja de gallinas ponedoras de huevos ecológicos y camperos. La agricultura y ganadería alternativa ofrecen una respuesta adecuada a la situación actual del sector en España. Por un lado, atienden a la demanda de productos de calidad más sanos, y por otro, dan solución a los problemas que plantea la reorientación agraria de las explotaciones. El resultado de todo fue la creación de la empresa Casa Garzea, S.L. y la creación de una granja de 7.000 "gallinas felices" y un centro anexo de envasado y distribución de huevos.

  • La Huertina de Adela, de la tierra a la tienda

Este proyecto ejemplifica el emprendimiento femenino en zonas rurales, apostando por el "retorno del comercio de proximidad" como oportunidad de empleo y negocio. Su actividad comercial se centra en productos de consumo diario, con especialización en productos de su propia huerta, que vende en su local de Cangas del Narcea.

En un momento de incertidumbre para el sector comercio, Adela Rodríguez Blanco, recogiendo la tradición comercial de su familia, sus ganas de emprender y sobre todo su capacidad de comunicar con el cliente, apostó por una línea de negocio tradicional, la "tiendina de toda la vida", ofreciendo productos de proximidad, de consumo diario y especialmente de productos Km 0, para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo alimentario.

Sus productos de la huerta de Portiella, que ella cultiva personalmente (berzas, lechugas, cebollas, etcétera), forman parte de su escaparate por tiempo siempre limitado dada la alta demanda de su clientela. La vocación comercial y central de las villas asturianas como Cangas del Narcea muestran la capacidad de dinamizar el medio rural. Adela recibió ayuda LEADER para su tienda y accedió al denominado "ticket rural".

  • Miel del alto Aller, en el mercado internacional

Artesanos de Cuevas es una empresa agroalimentaria familiar, ubicada en Cuevas (Aller), que está regentada por María Luisa Fernández Alonso. Creada hace más de 20 años, es una de las principales productoras y exportadoras de miel del Principado. Además de producirla en sus múltiples variedades florales, con frutos secos y polen, ha creado la variedad de miel crema, de sabor y textura únicos. Con esta última se abrió al mercado internacional con clientes en Alemania, Suiza, Holanda, Reino Unido o Hong Kong, entre otros. Además, es una empresa pionera en Asturias en la elaboración de mieles monoflorales y en la trashumancia de las abejas.

Artesanos de Cuevas es un ejemplo claro de la importancia que tiene la iniciativa LEADER para ayudar a renovarse y a innovar para poder ser competitivas a las pequeñas industrias rurales de la región.

  • Cuando el arte se viste de rural

Tras varios años trabajando fuera de Asturias en diversas empresas, Natalia Suárez, licenciada en Bellas Artes, decidió volver con su familia a su tierra y emprender, poniendo en marcha un taller de diseño en cerámica y madera, materiales que dan nombre a su marca: Woodic.
Desde la pequeña aldea de El Valle, en el municipio de Candamo, ha creado su espacio-taller en el que diseña y crea piezas únicas y totalmente artesanales, inspiradas muchas veces en la naturaleza y en la fisionomía femenina.

Natalia accedió a dos ayudas LEADER, por un lado la denominada "ticket del autónomo rural" para el inicio de la actividad, y por otro, la ayuda a la inversión para rehabilitar una construcción en la localidad de El Valle, en Candamo, y hacer un pequeño taller donde no sólo realiza y diseña sus creaciones en cerámica y madera, sino que también complementa con la organización de talleres y cursos. Este proyecto ha servido como ejemplo de diversificación económica y de cómo las ayudas atraen población a la comarca.

Cerveza con "fuerte marejada"

Dan García, aficionado a la elaboración de cerveza y a la cultura en torno a la misma, pensó en lograr con su afición una salida laboral que le permitiese establecerse de una manera definitiva. Tras haber desarrollado varias profesiones y haber residido temporalmente fuera de la región, este joven valdesano decide generar su propio puesto de trabajo con la instalación de una pequeña fábrica de cerveza artesanal en Villar de Luarca (Valdés), lo que le permite afincarse definitivamente en la zona. Apostó por aprovechar un bajo de la casa, propiedad de su abuela, para iniciar la actividad en ella, creando la marca de cerveza Vagamar. La inversión inicial fue muy contenida, ya que buena parte del trabajo lo realizó él mismo. Logró comenzar la producción a finales de 2017 y actualmente cuenta con seis variedades de cerveza: Tiberio, Tsunami, Mareaxe, Galerna, Alborada y Gayaspera, con diferentes tipologías y cualidades.

El nombre de Vagamar procede del asturiano, siendo un término empleado en la villa de Luarca para referirse a la fuerte marejada. El logotipo, creación del propio promotor, toma la figura de una espectacular roca existente en la playa de Portizuelo, muy próxima a la fábrica de Vagamar y que era el lugar de paseo favorito del Nobel Severo Ochoa. Además de la ayuda a la inversión, como generó su propio puesto de trabajo también accedió al "ticket rural".

Imprimir ficha

Buscador






Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es