Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Fernando Jarne, un urbanita que se marchó a vivir al pueblo: "Si más gente de ciudad probara lo que es vivir en el medio rural, se vendría"

21/01/2019 Área: Jóvenes Fuente: Diario del Alto Aragón

Artículo de Elena Puértolas, publicado en Diario del Alto Aragón.

Vivía en Huesca capital en un quinto piso y ahora abrir la puerta de casa y tener el campo, me parece increíble". Fernando Jarne, de 37 años, dejó su ciudad natal por trabajo y se instaló en Fraga. Allí conoció y vivieron inicialmente con su mujer, Andrea Fontán, natural deEsplús, hasta que se trasladaron a esta población, Construyeron su propia casa hace unos siete años y allí han tenido dos hijos de siete y cuatro años. "No echo de menos para nada la ciudad, nos tira más la vida en el medio rural", resalta Fernando, para quien no tiene precio salir directamente de casa al monte con sus hijos en la bicicleta.

Son una de las jóvenes parejas que se ha asentado en los últimos años en esta localidad de La Litera, que en 2018 ha conseguido cambiar la tendencia de pérdida de población y sumar 44 vecinos -de 588 a 632-, entre los que hay siete recién nacidos. Esplús ha conseguido cambiar la dinámica, porque "antes la gente joven se iba a vivir a Binéfar y ahora la mayoría quieren quedarse", indica la alcaldesa, Tania Solans, que pone su cuadrilla de ejemplo, porque se quedaron pocos y en los últimos años algunos más se están haciendo casas. "La gente se da cuenta de que damos servicios y de que la calidad de vida es mejor. Nosotros tenemos que buscar los medios para que se queden", indica, ya que cree que es parte de su función.

"Trabajo en Grañén y Andrea también se desplaza por trabajo, porque es veterinaria y recorre muchas granjas, pero merece la pena el trayecto por vivir aquí, lo hago encantado", señala Jarne. Ambos se van pronto por la mañana e intentan llegar a media tarde para hacer vida familiar en el pueblo. En un solar que les cedieron los padres de Andrea y otro que compraron al lado, levantaron su casa. Ahora, dice Fernando, "hay familias que están intentando hacer lo mismo que nosotros. Tenemos una alcaldesa que se desvive por que estemos cómodos y no nos falta nada. No es por pelotearla, pero es una maravilla".

"Si te gusta el deporte, la vida sana y familiar, es el lugar ideal. Y si quieres algo más, tienes Binéfar a cinco minutos o autovía a Huesca o Lérida", indica Fernando Jarne, que resalta que tienen cuatro tiendas, médicos, colegio, dos bares y zonas verdes. "Yo prefiero que mi hija vaya a una clase de 10 que a una de 30", resalta. Valeria, de 7 años, va a la única clase de un solo nivel porque hay muchos niños de la misma edad en el centro, que cuanta con cuatro aulas. Por su parte, su hijo Lucas, de 4 años, comparte maestra con todos los niveles de Infantil. Además, hay otra clase para 2º y 3º de Primaria y una cuarta para 4º, 5º y 6º. Entre todas, suman 41 alumnos. El nacimiento de los siete bebés de 2018 no solo es una garantía para el colegio, sino más a corto plazo para la escuela infantil, donde hay cinco niños.

Con todo, la alcaldesa, Tania Solans, que tiene una hija de 6 años y otro de los nacidos en 2018, cree que además de tener servicios hay que contribuir a la creación de puestos de trabajo. En Esplús hay oferta de empleo porque tienen industria de material veterinario, de excavadoras, una deshidratadora y carpintería; así como trabajo en agricultura y ganadería.

Por ello, desde el Ayuntamiento crearon una bolsa de vivienda para poner en contacto a propietarios con la gente que busca vivienda para alquilar o comprar, pero hay lista de espera porque hay más demanda. Lo que Fernando Jarne tiene claro es que: "Si más gente de ciudad probara lo que es vivir en el medio rural, se vendría".

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es