Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

«Desde la creación del comisionado para el reto demográfico se ha notado un mayor interés por la despoblación, pero no se ha materializado en infraestructuras», dicen desde la plataforma ‘Teruel Existe’

30/08/2018 Área: Exclusión social Fuente: El Mundo

MANUEL GIMENO. 67 años. Médico rural en pueblos de Teruel durante casi medio siglo. Es uno de los portavoces de la plataforma Teruel Existe, creada en 1999 para reivindicar la necesidad de impulsar el desarrollo rural y fomentar la vertebración territorial. No se muerde la lengua a la hora de denunciar el cansancio y la falta de compromiso de la clase política con las zonas que sufren la despoblación.

Cerca de las tres de la tarde de un tórrido día de estío. Navarrete, pequeño municipio enclavado en la comarca turolense del Jiloca. Un tren asoma por una línea planificada para la alta velocidad. Discurre por un tramo que debería estar habilitado para circular a 220 km/h, pero no puede. La falta de electrificación y las carencias de la vía obligan a los convoyes a reducir a 20 km/h. "Van más rápido los tractores por la carretera de al lado", enfatiza Manuel Gimeno, médico rural jubilado y uno de los portavoces de Teruel Existe, la plataforma social que mantiene enhiesto el orgullo de esta tierra.

El tren se ha convertido en el símbolo del abandono de Teruel. Es la herida más lacerante en una provincia tan hermosa como ajada por la despoblación y el desdén oficial. Las torres del mudéjar. El tipismo de la plaza del Torico. El sabor a jamón y longaniza. La hermosura de sus topónimos (Ojos Negros, Bello, Blancas, Escucha, Libros, Mas de las Matas...). El sosiego de sus ribazos. Los desfiladeros del Matarraña. El paisaje agreste de la Sierra de Albarracín. La nieve de Valdelinares y Javalambre. Y la melancolía de las letras de Joaquín Carbonell. Todo ello conforma la esencia de un desierto demográfico que, literalmente, corre el riesgo de extinguirse. El 40% de sus 236 municipios no llega a los 100 habitantes. La tierra en la que nació Buñuel pierde 1.000 vecinos cada año. Junto a Soria, es el territorio que más agravios acumula en forma de compromisos políticos esfumados. Teruel no dispone aún de conexión directa por ferrocarril y autovía con Madrid. Sí con Zaragoza a través de la A-23. Y fue la última provincia española a la que llegó el tren, lo que explica el origen de la deuda histórica que el Estado acumula con este rincón del interior. La planificación ferroviaria 2000-07, siendo Francisco Álvarez-Cascos ministro de Fomento, contemplaba una lanzadera AVE a Teruel, igual que la que funciona en Huesca. En cambio, al primer obstáculo orográfico se paró la obra. Después, Zapatero comprometió "el mayor esfuerzo" con Teruel. Se construyeron algunos tramos, pero el proyecto se metió en un cajón. "Ya no nos creemos ni lo que se publica en el BOE", subraya Gimeno. "No tiene justificación porque Teruel es el paso obligado entre la tercera y la quinta ciudad de España", apostilla Carlos Muñoz, otro de los portavoces de Teruel Existe. Lo que exige ahora la plataforma es que el Estado "se tome en serio" el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, potenciado en el País Vasco vía Presupuestos del Estado pero postergado a su paso por la capital turolense. Según Paco Juárez, miembro de Teruel Existe, "Cataluña porque protesta, los vascos por sus privilegios fiscales... Al final siempre se olvida a Aragón, como ocurrió en el AVE entre Madrid y Valencia. A Teruel le han hecho un cerco: se han construido infraestructuras a su alrededor, pero no en el interior. Y si no hay crecimiento poblacional, no hay crecimiento económico". Gimeno agrega: "España es como una gran familia, pero el Estado solo hace caso a los hijos chantajistas. Pero no sólo los nacionalistas, también a Madrid, que no deja que se escape nada. Como decimos por aquí: el que más chifla, capador". Para Teruel, la construcción del eje Cantábrico-Mediterráneo, con doble vía electrificada, reactivaría el transporte de viajeros y de mercancías. Entretanto, el tren vertebrador de Aragón, que por estos lares llaman tamagotchi, ha registrado 450 incidencias y 80 roturas de motor durante los últimos 15 meses. Las averías provocan el corte en la circulación al tratarse de una línea sin doble vía. Según José Polo, portavoz de Teruel Existe, "el colapso está asegurado si no se amplían sus prestaciones". A estas carencias se suma el hecho de que la UE considera rica a Teruel porque su PIB por habitante es superior al 75% de la media comunitaria, lo que ha limitado la recepción de ayudas. A juicio de Domingo Aula, de Teruel Existe, "ninguno de los programas creados ha compensado el déficit inversor". Ni siquiera el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE), promovido por el Gobierno: "Ahí se esconden muchos proyectos que deberían tener financiación aparte, como el hospital", matiza Gimeno. Según sus cálculos, el acumulado de inversiones durante los últimos 26 años en Teruel apenas sobrepasa los 1.064 millones de euros, lo que contrasta con los 900 millones invertidos sólo en el meandro de Ranillas para la Expo de Zaragoza.

"Desde la creación del comisionado para el reto demográfico se ha notado un mayor interés por la despoblación, pero no se ha materializado en infraestructuras", recalca Miguel Ángel Fortea, especialista en demografía de Teruel Existe. El remate a la economía provincial puede ser el desmantelamiento de la central térmica de Andorra, tal como figura en la hoja de ruta de la transición ecológica. Subyacen, pese a todo, motivos para la esperanza. Uno de ellos es el aeropuerto de Teruel, un aeródromo industrial que genera 180 empleos. Otro es el respaldo del Puerto de Valencia, cuyas autoridades sopesan abrir un puerto seco intermodal en la capital turolense. "Nos han robado las oportunidades. La despoblación se produjo por decisiones políticas, así que sólo la política puede solucionarla. Vivir fuera de las grandes ciudades tiene muchas cosas positivas, pero es imposible si no hay servicios de primera. Estamos hartos. Queremos hechos y no más promesas", concluye Gimeno.

MASIVO REFLEJO DE LA ESPAÑA DEL INTERIOR

La plataforma Teruel Existe reactivó su actividad el 6 de mayo con una protesta en Zaragoza para denunciar el "abandono institucional" que arrastra Teruel. Reunió a 40.000 personas y contó con el apoyo de todas las formaciones políticas. "Fue una respuesta masiva de los turolenses", subraya Manuel Gimeno, que fue el alma de la manifestación. La movilización sirvió de catalizador del hastío no sólo de esta provincia sino del conjunto de la España vacía, lo que inspira a otros colectivos como Soria ¡Ya! o La Otra Guadalajara.

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es