Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

La economía rural goza de buenas raíces: en las zonas rurales hay menos paro y se crean proporcionalmente más empresas que en los entornos urbanos

30/08/2018 Área: Eventos y Publicaciones Fuente: La Vanguardia

  • Emprender un negocio propio en el medio rural no es una mala idea, según revelan los datos de la segunda edición del Observatorio del Mundo Rural.

Artículo de Lorena Farràs Pérez, publicado en La Vanguardia.

Irse a una zona rural a buscar empleo o, por qué no, emprender un negocio propio no es una mala idea, según revelan los datos de la segunda edición del Observatorio del Mundo Rural. En estos territorios hay menos paro, una mayor afiliación a la Seguridad Social y se crean más empresas que en los entornos urbanos en términos proporcionales. Los empleadores incluso afirman tener dificultades a la hora de encontrar personal cualificado. A la mayor empleabilidad hay que añadir otras ventajas no menos importantes como "el notable nivel de calidad de vida" y los inferiores precios de alquiler de viviendas, con un coste medio de 384 euros frente a los 601 euros en el mundo urbano.

La principal consecuencia de esta mejor coyuntura laboral y de vida es la desaceleración de la despoblación del mundo rural. La tendencia se está invirtiendo, y cada vez son menos las personas que deben emigrar a la ciudad para ganarse la vida. "Aunque la pérdida de población se ha reducido a la mitad, sigue siendo el reto principal de las zonas rurales", indica Marc Riera, director de la Fundació del Món Rural, autora del estudio. Al mismo tiempo, estas zonas han ganado poder de atracción, especialmente entre la población de menos de 35 años y la extranjera. Riera achaca este giro demográfico a la buena marcha de la economía: "Sin economía no hay capacidad de atracción de personas", asegura.

Por sectores, el agroalimentario es el que tira del carro. "La producción crece sin parar y gana en valor añadido", señala el director de la Fundació del Món Rural. En el ámbito primario, disminuye la superficie agraria gestionada, por el abandono de las tierras menos rentables, mientras se registra un significativo aumento de la superficie agraria ecológica, de mayor valor añadido. Dentro del mundo agroalimentario, el subsector más importante sigue siendo la industria agroalimentaria, gracias a la cual "el mundo rural está más industrializado que el urbano", explica Riera.

"La mayor creación de empleo se da principalmente en el sector cárnico, más que en el agrícola, donde los puestos de trabajo que se generan son más temporales", afirma Oriol Ansón, director general de Desarrollo Rural del Departament d'Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació de la Generalitat. Lo que se desconoce es la calidad de los empleos que se generan, puesto que el Observatorio del Mundo Rural no analiza este parámetro.

También destaca la recuperación de la gestión forestal, con una superficie gestionada y ordenada cada vez mayor. Los bosques habían quedado olvidados en las últimas décadas, pero ahora vuelve a florecer la actividad económica vinculada a su gestión. Finalmente, Riera explica que el turismo rural se está consolidando como una tendencia al alza, tanto en el lado de la oferta como en el de la demanda.

Pero trabajar o emprender en una zona rural tiene también sus desventajas. Dos de las principales barreras son el transporte público y el acceso a una red de fibra óptica. Los encuestados en el Observatorio del Mundo Rural suspenden con un 4,2 el transporte público mientras que sólo el 20% dispone de fibra óptica en su hogar, frente al 80% en las zonas urbanas.

Las buenas raíces de la economía rural contribuyen a que la población se reparta en el conjunto del territorio catalán, una condición sine qua non para un desarrollo sostenible.

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es