Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Los festivales musicales, motores de la economía rural de CyL durante el verano

27/08/2018 Área: Eventos y Publicaciones Fuente: El Norte de Castilla

Miranda de Ebro (Burgos) se prepara para recibir 20.000 espectadores en tan solo tres días, entre el jueves y el sábado próximos, gracias al festival de música Ebrovisión, que este año alcanza su mayoría de edad. Ebrovisión, organizado por la Asociación de Amigos de Rafael Izquierdo con la colaboración del Ayuntamiento, tiene una repercusión muy importante para Miranda. La alcaldesa, Aitana Hernando, destaca la gran cantidad de personas que llegan de fuera y lo que supone para los sectores de la hostelería y el alojamiento.

«Nos convierte a Miranda en un referente nacional a nivel musical», destaca la regidora, quien agradece «el gran trabajo de organización».

Miranda de Ebro calienta motores y espera recibir a unas 20.000 personas a lo largo del festival, pero han sido muchos los espectadores que han pasado ya por otros festivales musicales de Castilla y León, que se convierten durante el verano en atractivo turístico y motor económico en municipios de la comunidad.

Hoteles llenos, bares y restaurantes a rebosar, tiendas que no paran de vender bebidas y comida y actividades alternativas como catas de vino, rutas ecuestres o visitas culturales complementan los conciertos puramente musicales. Una perfecta comunión lúdica, gastronómica y cultural para beneficio de los vecinos y los visitantes de cada población durante la época estival.

Solo Sonorama Ribera genera más de 15 millones de repercusión económica y Aranda de Duero (Burgos) ha sido visitada por más de 100.000 personas durante la última edición del festival. 

Algo parecido, aunque sin cifras tan espectaculares, ocurre en el resto de localidades de Castilla y León que cuentan con citas musicales ya consagradas y que a medida que pasan los años van ganando en asistentes. Todo esto se ha convertido en un motor de desarrollo turístico y económico para muchas zonas rurales, que ven en los conciertos de música una gran oportunidad para mantener a flote sus negocios.

Festival entre los festivales es Sonorama Ribera. Aranda de Duero casi duplica su población durante esos días y la repercusión económica se cifra por encima de los 15 millones de euros. La localidad burgalesa sufre una auténtica transformación positiva durante la celebración, que genera un auténtico revulsivo, sobre todo, en el sector hostelero.

Restaurantes hasta la bandera y ni una plaza hotelera o de alojamiento rural vacante en más de 40 kilómetros a la redonda. A ello hay que unir también los efectos positivos en muchos otros ámbitos como el pequeño comercio, los grandes supermercados, los taxis o las empresas de transporte de gran tonelaje.

En los últimos años, se ha generado otra posibilidad de negocio importante, los pisos de alquiler que se rentan durante los cinco días de festival a cantidades que en algunas ocasiones llegan a alcanzar los 1.600 euros. 

La repercusión mediática del festival también alcanza cifras millonarias. A falta del estudio definitivo de ese impacto, todo apunta a que se superará la cifra de 13 millones de la pasada edición.

Sonorama Ribera, pero también la ciudad de Aranda, el vino con Denominación de Origen Ribera del Duero, el lechazo asado y las bodegas subterráneas, han sido protagonistas en todos los medios nacionales en cualquier tipo de soporte.

La alcaldesa en funciones, Azucena Esteban, considera que Sonorama Ribera es un escaparate de primer nivel para promocionar la ciudad y también para generar actividad económica.

Otra de las grandes citas musicales de la comunidad es el Festival Internacional de Blues de Béjar (Salamanca), que ha alcanzado su decimonovena edición y que congrega cada año durante un viernes y un sábado del mes de julio a entre 5.000 y 6.000 personas.

Llegan procedentes de toda España, con una importante presencia de turistas del País Vasco, pero también de otras comunidades como Andalucía.

El alcalde de Béjar, Alejo Riñones, destaca que el evento musical tiene muchísima repercusión en el municipio, al tratarse del «mejor festival de blues que hay en España».

Esto supone que durante dos o tres días, Béjar «está a tope» y que restaurantes, bares, hoteles y casas rurales cuelgan el cartel de completo.

Otro de los efectos es que el nombre de Béjar sea más conocido y que muchas de las personas que asisten al evento musical se queden con ganas de volver en otra ocasión para conocer mejor la localidad.

«Para nosotros supone dar a conocer la ciudad», reconoce el alcalde de un municipio que cuenta con la que es considerada como la plaza de toros más antigua del mundo, ubicación emblemática en la que se celebra el festival de blues.

Aunque el Ayuntamiento no conoce los datos exactos de la repercusión económica, el alcalde explica que se llenan los hoteles y establecimientos hosteleros y que el sector está satisfecho con la cita anual.

Emblemáticos son también los Conciertos de las Velas de Pedraza, en Segovia. Se celebran desde hace 27 años durante el primer y segundo fin de semana de julio y llenan todos los alojamientos no solo de la villa medieval, sino también los situados a 30 kilómetros alrededor.

El alcalde de Pedraza, Pedro Martín Arcones, explica que esos días visita mucha gente la villa y que hay mucha afluencia de turismo. Se llenan hoteles, bares y restaurantes. Además, el evento tiene repercusión mediática tanto antes como después de los conciertos, lo que ha dado a conocer más el pueblo en este tiempo.

Durante la celebración, entran a la villa unas 8.000 personas, lo que supone que es la fecha en la que Pedraza congrega a más personas. Se reciben visitantes principalmente de Madrid, que suponen el 80%, y les siguen los procedentes de Castilla y León.

La Fundación Villa de Pedraza se encarga de organizar los conciertos desde hace 27 años. Su presidente, Javier Acebo, considera que los Conciertos de las Velas son «un motivo de orgullo» para Pedraza, después de 27 ediciones y «cada año con un éxito creciente».

Los organizadores han tenido que hacer cambios, como el adoptado desde hace dos años para poner un aforo de acceso a la villa como medida de seguridad.

El festival Músicos en la Naturaleza, que se celebra en la Sierra de Gredos cada mes de julio es, desde hace tres años, la mayor fuente de ingresos para Hoyos del Espino (Ávila). Con cada edición ha ampliado además el círculo de beneficios económicos a los municipios cercanos, hasta llegar a la capital abulense.

Isabel Sánchez Tejado, presidenta de la Asociación de Empresarios Gredos Norte (ASENORG), explica que la repercusión es brutal. «Es un evento que supone muchísima inyección económica para la zona, la difusión que se da de Gredos es muy buena porque está ligada a un elemento, la música, que es muy atractivo, y el tipo de público que viene es de una edad media muy interesante, porque es un tipo de público muy familiar, muy tranquilo, sin ese riesgo de incidentes que puede haber en otros festivales más masivos», explica. 

Entre 10.000 y 15.000 personas acuden a este festival, que llena los establecimientos hoteleros «el mismo día que se anuncia la fecha en que tendrá lugar», por el mes de febrero, según explica Jesús González Veneros, alcalde de Hoyos del Espino.

«Es un referente muy importante porque nos sitúa en el mapa de España y de Europa y muchos de los que vienen repiten a lo largo del año», en otro tipo de visitas y en otras épocas.

Por su parte, el festival soriano 'Enclave de Agua' ha logrado convertirse en el epicentro de referencia en el mapa nacional de la música afroamericana, ha calado en el panorama musical español y sigue creciendo dentro de la propia sociedad soriana, que se ha volcado con la música, pero también con todas las actividades complementarias como los talleres infantiles.

En torno a 30.000 personas acuden al entorno del río Duero para disfrutar del numeroso cartel de artistas de forma gratuita. Las críticas trasmitidas al Ayuntamiento en cuanto a la baja repercusión económica que le suponía a la hostelería de la capital le llevaron a incluir un nuevo enfoque como son los conciertos vermut en las principales plazas y calles de Soria, que logran atraer al público del río hacia el centro y la hostelería se ha podido ver beneficiada por este alto número de asistentes. La repercusión en medios nacionales es otro aspecto de promoción de la ciudad que se debe tener en cuenta a la hora de valorar el festival en toda su extensión.

El festival de música 'Soria Rock' que cada año se celebra el fin de semana anterior al 'Enclave de Agua' en la plaza de toros de la capital congrega en torno a 2.000 asistentes en dos jornadas.

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es