Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Se buscan artistas para devolver la vida a los pueblos

10/04/2017 Área: Exclusión social Fuente: Equal Times

Un artículo de María José Carmona, publicado en EqualTimes.

En solo cincuenta años se marcharon casi 400 personas. No fue a consecuencia de una catástrofe natural, fue la promesa de un futuro mejor la que vació los campos y apagó las voces de la escuela. Hoy, Torralba de Ribota podría ser uno de esos miles de pueblos condenados al olvido a causa del éxodo rural. Pero no ha sido así, le salvó el arte.

Este pequeño municipio de la provincia de Zaragoza (España) resiste desde hace años con poco más de cien habitantes, en su mayoría gente muy mayor. Sin embargo, desde 2012 sus viejas casas abandonadas empezaron a ser ocupadas de nuevo por vecinos llegados de la ciudad: una poetisa, un diseñador, una profesora de teatro, un pintor, un fotógrafo. Una pequeña comunidad de artistas que ha apostado por el mundo rural para seguir creando y, con ello, intentar paliar una de las enfermedades crónicas del siglo XXI: la despoblación.

En la actualidad, más de la mitad de la población mundial se concentra en las ciudades, mientras los campos se van quedando desiertos. Solo un 23% de los europeos vive en zonas rurales y la pérdida de habitantes se agudiza en países como Italia, Portugal o España. Un reciente informe de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) calculaba que la mitad de los pueblos españoles está hoy en peligro de despoblación y abandono.

"La cultura genera ideas, es movimiento, es vida", defiende Lucía Camón. Ella es la promotora de la plataforma cultural Pueblos en Arte, una iniciativa con la que se pretenden generar puentes de ida y vuelta entre el campo y la ciudad.

Su objetivo es convertir a Torralba de Ribota, y en general a los pueblos de esta comarca, en un polo de atracción de artistas. Para ello organizan talleres, exposiciones, proyecciones de cine y también ponen a disposición de los creadores una residencia artística donde poder buscar a las musas rodeados de silencio. Una ventaja que ya descubrieron en su día autores como Dalí, Lorca, Machado, Rimbaud o Chopin. Algunas de sus mejores creaciones nacieron en una casa de campo.

"Como lugar de producción es perfecto", insiste Lucía. Esta poetisa y videoartista cambió las calles del moderno barrio de Malasaña, en Madrid, por la vista de la agreste sierra de Armantes. Vino con su pareja, el diseñador Alfonso Kint, y su hija pequeña. Ambos reconocen que los comienzos no fueron fáciles. "Antes de venir al pueblo tienes que pensar muy bien cómo te vas a ganar la vida y saber que las cosas aquí siempre son más lentas. Al principio te encuentras con mucho aislamiento, sobre todo porque los ayuntamientos no suelen apoyar a la gente joven que llega con ideas. Eso quiere decir que tienes que invertir toda tu energía para sacar tu proyecto adelante".

A pesar de las dificultades, en estos cinco años han impulsado una amplia lista de actividades y han involucrado en ellas a toda la población autóctona. "Yo voy a todo lo que hacen", asegura Pilar Sos. Con 87 años, es una de las vecinas más veteranas. Pilar aún recuerda con sabor agridulce cómo todas sus amigas de la infancia acabaron por marcharse a Zaragoza o a Madrid, también cuenta cómo poco a poco dejaron de oírse en el campo las canciones de los agricultores.

"El pueblo ha cambiado mucho, por eso estoy muy contenta de que estos jóvenes estén aquí. Ahora está todo más animado. Pienso que si ellos no hubieran venido, el pueblo habría muerto". De momento, siete casas se han vendido desde que el arte vino a habitar las estrechas calles de Torralba de Ribota.

Colonias de artistas en Italia y Portugal

Según la Comisión Europea, el 22% de las personas que habitan las zonas rurales de Portugal, Grecia, España o Italia son jubilados de edad avanzada. En el centro de Favara, una pequeña localidad al sur de Sicilia, solo quedaban cuatro vecinos. El casco urbano estaba derruido y semiabandonado hasta que en 2010 llegaron Florinda Saieva y Andrea Bartoli. Para sorpresa de las cuatro ancianas que aún residían allí, esta pareja de artistas sicilianos logró convertir Favara en un centro de producción artística con fama en toda Italia.

Con el apoyo de varios amigos del mundo de la cultura, lograron reconstruir buena parte de las viviendas y convertir el pueblo en un inmenso espacio de creación denominado Farm Cultural Park.

Además de los nuevos artistas residentes, el proyecto recibe cada año a centenares de visitantes que buscan pasear entre sus dibujos murales y obras de arte contemporáneo al aire libre.

Otra experiencia exitosa es la de Aldeias artísticas, en Portugal. Se desarrolla desde 2014 en las pequeñas aldeas que rodean el municipio de Castelo Branco. Pueblos que se han convertido en residencias para creadores de todo tipo de disciplinas (arte urbano, ilustración, diseño gráfico, fotografía, artes escénicas). Durante su estancia, viven en contacto con la comunidad local y de esa unión e intercambio de experiencias surgen nuevas obras que luego son expuestas en la propia aldea.

Hay muchas otras iniciativas similares en Irlanda, Bulgaria, Bélgica o Reino Unido. De hecho existe un proyecto internacional, aún en fase de investigación, llamado "Global Arts Village" con el que se busca crear una red de intercambio entre artistas rurales de todo el mundo.

Una económica inversión

A pesar de los recortes sufridos durante este periodo de crisis, la cultura sigue siendo un motor económico con posibilidad de devolver la actividad a los núcleos rurales asolados por el desempleo. Con ese convencimiento, los creadores piden más facilidades. Desde convocar ayudas específicas para desarrollar actividades culturales en entornos despoblados a proporcionar un buen acceso a internet en estos rincones tradicionalmente desconectados. En el caso de España, el 30% de los municipios todavía no tiene acceso a velocidades por encima de los 10 Mbps.

"La cultura es una de las inversiones más baratas que existen. Con lo que se gasta un ayuntamiento en contratar a una orquesta o en arreglar una calle es posible mantener actividades culturales durante todo un año", defiende Lucía Camón.

"No solo hay que invertir en infraestructuras, los ladrillos no generan nada. Sin embargo, si haces que pasen cosas interesantes en el pueblo, la gente vendrá. El problema es que algunos de estos pueblos tienen metido en el corazón que van a morir, han asumido la derrota".

Frente a la reciente alarma social generada por la despoblación, los creadores proponen el arte como simiente para hacer crecer savia nueva en estos territorios yermos. Al fin y al cabo, la cultura siempre ha estado en la raíz del mundo rural. Cultura viene del verbo latino colere, que significa cultivar.

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea