Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Los supervivientes de la cooperación

30/03/2017 Área: Cooperación Fuente: El País

  • España ha recortado su ayuda para el desarrollo un 73,5% desde 2008.
  • Oxfam Intermón reúne a diputados y beneficiarios para que los mandatarios luchen por esta política.

Reportaje de Alejandra Agudo, publicado originalmente en El País.

"Ninguna política pública puede resistir una reducción de más del 73% de sus recursos", denuncia Oxfam Intermón en su informe anual La Realidad de la Ayuda que se presenta este martes. Eso y un poco más (73,5%) es lo que ha caído el presupuesto de cooperación española entre 2008 y 2015. Así, España es el miembro del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE que más ha recortado su aportación para favorecer el desarrollo de países pobres en ese período, y se sitúa en el puesto 26 de 28 -el tercero por la cola- en generosidad con apenas el 0,13% del PIB (1.261 millones de euros) destinado a esta partida internacional en 2015. "En 2009, ocupábamos la posición número 11 con un 0,46% del PIB. La bajada es una barbaridad", valora los datos Iñigo Macías, coordinador de investigación de la ONG y autor del estudio. Por el filo de la tijera no solo han desaparecido los euros, sino los proyectos que financiaban y, en última instancia, las esperanzas de miles de personas que ya no reciben apoyo español para mejorar sus vidas y la de sus comunidades.

"La cooperación española pasa de la irrelevancia al colapso", añade Macías. El 0,7% es una aspiración cada vez más lejana. "En septiembre de 2013, Mariano Rajoy se comprometió ante la Asamblea general de la ONU a aumentar la ayuda cuando el país creciese. Y ha incumplido", denuncia el experto. En 2014, la economía de España mejoró. La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), no. ¿Algún dato para la esperanza? El investigador no cree que el 0,21% del PIB presupuestado para AOD en 2016 sea aún una cifra para celebrar. Para ello, habrá que comprobar cuánto de ese dinero realmente se ha traducido en proyectos. "En 2015, un 28% de lo planificado no se llegó a ejecutar", explica. Una pauta que se viene repitiendo año tras año desde que gobierna el Partido Popular (2011), con un promedio anual de subejecución del 22%.

España se sitúa en el puesto 26 de 28 -el tercero por la cola- de los países de la OCDE en generosidad; destina el 0,13% del PIB a cooperación al desarrollo

Con la lupa en los datos recogidos en el informe, Macías se indigna según destaca uno u otro. La fotografía se revela muy negra. En primer lugar, la mayoría de los fondos de la AOD corresponde a contribuciones obligatorias. Concretamente, de los 1.261 millones de 2015, unos 800 millones fueron destinados a la Unión Europea, 22 al Banco Mundial y 13 a la ONU, entre otros. Cabría esperar que el resto de la partida, unos 300 millones de ayuda, aunque escaso, se destinase a proyectos en terreno. Pero no. "Si restamos las contribuciones obligatorias, damos poquísimo. Porque además, en esa cantidad se incluyen las operaciones de deuda (principalmente condonación) y los costes de estructura y salarios de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID), que es un 30% de su presupuesto", detalla Macías. Y abunda: "Cuba es el principal beneficiario de la AOD española, con un 7,3% del total en 2015. Pero no porque hayan recibido fondos, transferencias, sino principalmente por una operación de deuda", indica.

Otro tema "importante", subraya Macías, es la cantidad que España destina a ayuda de emergencia: 46,6 millones. "¡Un euro por español! Cuando la ONU está alertando de que el mundo se enfrenta a la mayor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial...", lamenta el experto. Desde 2009, cuando se destinaron 319 millones de euros en este concepto, según el informe, la caída ha sido del 85,4%. Además, como vienen haciendo otros países de la Unión Europea, se cuenta como ayuda al desarrollo el gasto que supone la acogida de refugiados en territorio nacional. En el caso de España no es mucho, un 2,3% del total, pues apenas ha acogido a 1.167 de los 17.387 a los que se ha comprometido. "Pero detraemos recursos que se podrían destinar a otros países, para gastarlos aquí", apostilla el investigador de la ONG.

El informe desglosa y critica estas y más cifras. Así como las decisiones que han llevado a apostar por la ayuda reembolsable, que tiene que ser devuelta con intereses por los receptores y además no aumenta el déficit de España. De tal manera que Oxfam Intermón calcula que, en 2015, por cada cinco euros que salieron como AOD, el país reembolsó uno. Tampoco gusta en la ONG la atomización de países beneficiarios, más de 100 en 2015. "Son muchos y reciben muy poco", apunta Macías.

Con estas consideraciones, a la histórica petición de la organización de aumentar el presupuesto para cooperación -al 0,4% en 2020- se suma la de "refundar la política de desarrollo". En este sentido, sugiere una reforma institucional para que España comience a implementar la agenda de Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobada en septiembre de 2015 en la ONU. "Proponemos la creación de una Vicepresidencia de Desarrollo, Medio Ambiente y Derechos Humanos, que dependa de Presidencia, y que trabaje en la coherencia de políticas nacionales e internacionales", explica Macías. Otras dos peticiones en la lista de deseos de la ONG: que se refuerce el papel de la AECID para que lidere la política de cooperación en el exterior y que esta sea más especializada en los sectores en los que España es fuerte.

Pese a los recortes, la falta de estrategia o especialización que denuncia Oxfam Intermón en su informe, quedan supervivientes de la cooperación. Son aquellos que han recibido o todavía reciben ayuda española. Los que han podido mejorar sus vidas y la de sus comunidades gracias a la solidaridad marca España. Oxfam Intermón ha querido que diputados de la presente legislatura de los cuatro principales partidos (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) les conozcan, viajen a sus países, visiten sus hogares y conozcan sus proyectos. Para que a su vuelta, con la realidad de esta política en la memoria, se pongan de acuerdo en el Parlamento para defender más y mejor ayuda. ¿Lo harán?

Cuatro han sido los supervivientes que han recibido la oficial visita, en Jordania, República Dominicana, Mauritania y Marruecos. Este martes, para la presentación de La Realidad de la Ayuda, son ellos los que han venido a España para rebañar más apoyos. Salvo uno. Jasem Al-Wrewir, refugiado sirio en el campo de Zaatari, en Jordania, no ha podido acudir a la cita. La ONG, sin embargo, le reserva una silla vacía en el evento. "Simboliza la ausencia de muchos Jasem que no han podido salir del campo de Zaatari porque Gobiernos como el español no cumplen sus compromisos de acogida", afirma Lara Contreras, responsable de incidencia política de Oxfam Intermón. "España no pone los recursos burocráticos necesarios para el reasentamiento desde Jordania y Líbano. Desde octubre apenas llegan refugiados de estos países, la mayoría que vienen son reubicados desde Grecia e Italia", concluye la experta.

Patricia Gómez, Mamadou Ousmane Dieng y Saida Aitbihi harán de altavoz de su mensaje. El mismo que ellos le han expresado a los políticos españoles: que aumente la solidaridad pública española.

  • Patricia Gómez, República Dominicana

Patricia Gómez (República Dominicana) es responsable de Poder Social de Ciudad Alternativa, y beneficiaria de la cooperación española.

REPÚBLICA DOMINICANA Y LA PARTICIPACIÓN SOCIAL

Datos de la Ayuda Oficial al Desarrollo en el país:

España aporta: 10.616.913 €

% de la aportación española del total que recibe:

2009: 30%

2014: 7%

Variación: -58%

Ayuda destinada a la sociedad civil (global):

Los fondos de AOD española destinados al fortalecimiento de la sociedad civil (inlcuyendo organizaciones que defienden los derechos de las mujeres) han pasado de 120 millones de euros en 2009 a 33 millones en 2015, lo que significa un descenso del 73%.

"Si no fuera por el apoyo de la cooperación, nuestras luchas serían muy difíciles". La batalla de Patricia Gómez, de 44 años, de Santo Domingo (República Dominicana), es la de la reivindicación de políticas que mejoren la vida de la mayoría empobrecida. Hoy, es responsable de participación social en la organización Ciudad Alternativa. "Soy la encargada de acompañamiento a organizaciones sociales de base. Defendemos los derechos humanos y solicitamos servicios básicos", aclara ella. "Las necesidades insatisfechas son muchas: hay déficit de vivienda, en la educación y la salud...", detalla. En su opinión, las autoridades establecen medidas paliativas, pero no resuelven los problemas desde la raíz. Ahí están ellos, las pequeñas y grandes entidades, las de barrio y las nacionales, para exigir soluciones. Y las consiguen. Gómez relata con orgullo algunas de sus victorias. "Conseguimos la aprobación del 4% del PIB para educación presuniversitaria. Ahí jugué un papel importante porque era la coordinadora de movilización", apunta.

Pero Gómez no fue siempre la líder que es hoy. "Vengo de un matrimonio violento. Tampoco había estudiado. Lo mío era buscar qué comer. Pero comencé a trabajar en el barrio con niños impartiendo talleres de teatro y clases de taekwondo. Gratis, claro. Lo hacía para que mis hijos también tuvieran un entorno vivible", relata. Fue entonces cuando una ONG, Copadeba, la fichó. Su trabajo en esta organización le hizo interesarse por el bienestar colectivo. Pronto fue coordinadora de barrio, luego regional y finalmente de la entidad. "Si la cooperación no existeria, todavía estaría dando clases de artes marciales", afirma contundente. "Si la quitan, muchas pesonas alienadas nunca llegarán a movilizarse. Ya muchas entidades han notado la caída de fondos y están cerrando. Quisiéramos no necesitar la cooperación internacional, porque significaría que estamos bien, pero no lo estamos", zanja.

Esto mismo le dijo al diputado de Ciudadanos, Luis Miguel Salvador, mientras remaba la barca por el río para que observara los humildes barrios de la rivera, en Santo Domingo. "Él solo había ido a Punta Cana", ríe Gómez. "Quedó muy sorprendido e indignado porque no pensaba que la realidad fuera así", recuerda ella. "Le expliqué nuestra campaña Casa Ya. Que con un salario de 7.000 pesos (135 euros) no da para pagar una vivienda de dos millones (40.000 euros)", añade. Gracias a su presión, las organizaciones sociales han conseguido que se tramite una propuesta en el Congreso nacional para garantizar casas públicas asequibles.

"Me llamó la atención la enorme desigualdad. Bajo un puente de 1.000 millones de euros había un poblado de chabolas. Fue un baño de realidad", relata el diputado. También pudo comprobar cómo "pequeños proyectos" consiguen grandes logros para la población. "Salvan vidas", asegura Salvador. Por eso, dice, España no puede retraer más la cooperación internacional. "Tenemos que recuperar los niveles que ya hemos tenido. Y hace no mucho", concluye. Objetivo: 0,4% del PIB para AOD en esta legislatura.

  • Mamadou Ousmane Dieng, Mauritania

Mamadou Ousmane Dieng (Mauritania), beneficiario de la cooperación española.

MAURITANIA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

Datos de la Ayuda Oficial al Desarrollo en el país (2015):

España aporta: 14.536.651 €

% de la aportación española del total que recibe:

2009: 36%

2014: 8%

Variación: -55%

Ayuda destinada a la lucha contra el cambio climático (global):

El cambio climático afecta más a quienes menos culpa tienen de ello, y es responsabillidad de los países ricos facilitar fondos para combatirlo y adoptar políticas que reduzcan elcalentamiento global. España, a finales de 2016, había depositado menos del 1% del dinero comprometido con el Fondo Verde de lucha contra elCambio Climático para el período 2015-2018.

Vive en Wothie, Mauritania, y tiene 43 años. Se llama Mamadou Ousmane y es agricultor en una región donde las sequías e inundaciones compiten por chafar sus cosechas. Pero ya no lo consiguen. Este emprendedor, responsable de una explotación familiar, presidente de una cooperativa de arroz que emplea a 200 personas y miembro del Consejo de la Federación Nacional de Agricultores, recibió formación para ser más eficiente en el uso de la tierra y el agua. Cortesía de la cooperación española a través de Oxfam Intermón. "La ayuda ha mejorado mis condiciones de vida y las de mi comunidad. Hemos aprendido nuevas técnicas innovadoras para cultivar terrenos más pequeños que antes. Esto permite que las familias que antes no se dedicaban a la agricultura, ahora exploten sus tierras y tengan medios de subsistencia, aunque sea a pequeña escala", explica Ousmane. Él mismo consiguió aumentar su producción un 60% y cultivar vegetales todo el año para auntoconsumo y venta en los mercados locales. Así, se ha convertido en un ejemplo a seguir por sus vecinos.

El agricultor sabía que Elena Bastidas, la diputada que visitó su país y su casa, pertenecía al partido en el Gobierno, el PP. "Por eso hice mucho hincapié en que refuerce la política de cooperación", sonríe mientras lo cuenta. Le dijo también que él está en contra de la emigración. "A los jóvenes les sugiero que no se vayan, que se queden en el país porque aquí se puede vivir en condiciones dignas", razona.

Ousmane cree que los políticos españoles a los que recibió en sus tierras "empatizaron con la realidad al verla". "Espero que la visita refuerce el immpulso de la cooperación porque Mauritania depende aún de la ayuda. Solo puede mejorar, no nos podemos permitir que empeore", dice respecto de los recortes que viene aplicando España a esta partida.

Bastidas reconoce que aquella era su primera experiencia en terreno como presidenta de la Comisión de Cooperación. "He podido ponerle rostro y vida a la ayuda al desarrollo", dice. "He visto cómo allí, las personas son capaces de multiplicar lo que reciben y su impacto", añade. Además de los recuerdos, la diputada popular se ha traído de Mauritania un pacto consigo misma: "Reforzar el compromiso que ya tenía". ¿Peleará para que se alcance el 0,4% del PIB para AOD en esta legislatura? "No voy a eludir reconocer que la cantidad destinada a esta partida ha descendido. Ha sido doloroso. Y no creo que la subida sea la que se espera, pero se hará". En este sentido cree que la aritmética parlamentaria "obligará" a su grupo a negociar los presupuestos y "será una oportunidad" para sumarles unos euros a la cooperación. "Ojalá al final del mandato alcancemos el 0,4 y el 0,7% en 2030. Estoy convencida de que hay voluntad de lograrlo", zanja.

  • Saida Aitbihi, Marruecos

 Saida Aitbihi (Marruecos) es defensora de los derechos de las mujeres y beneficiaria de la cooperación española.

"Quiero seguir ayudando a las personas y especialmente a las mujeres pobres y marginadas", dice Saida Aitbihi, de 35 años. Trabaja en la organización Almoustakbal dando apoyo a víctimas de violencia de género, sobre todo aquellas sin recursos o en regiones sin acceso a profesores para sus hijos o abogados. "También apoyamos a niños que dejan la escuela porque sufren malos tratos o por el simple hecho de que el colegio está lejos y no tienen cómo desplazarse", añade la activista.

Aitbihi recibió formación de Oxfam Intermón sobre gestión de organizaciones. "Ahora sé hablar en público, redactar un proyecto y presentarlo mejor", asegura. Con estas nuevas habilidades ha conseguido transformar la organización en la que trabaja. Antes formaban a personas individuales, ahora imparten cursos a otras ONG para que sean ellas las que a su vez formen a mujeres sobre sus derechos y oportunidades. "Las mujeres en Marruecos son muy tímidas y no expresan sus problemas", apunta Aitbihi. Gracias al impulso que le ha dado la ayuda española, esta líder ha conseguido llevar su entidad a un escalón superior, con mayor impacto e influencia.

MARRUECOS Y LOS DERECHOS DE LA MUJER

Datos de la Ayuda Oficial al Desarrollo en el país (2015):

España aporta: 13.525.753 €

% de la aportación española del total que recibe:

2009: 22%

2014: 1,8%

Variación: -98%

Ayuda destinada a programas de género (global):

La Ayuda Oficial al Desarrollo española destinada a programas de género ha pasado de los 755 millones de euros en 2009 a los 185 millones de la actualidad, lo que representa un recorte del 76%.

"Espero que el Gobierno español sea consciente del impacto que tienen estas partidas en países como Marruecos", subraya Aitbihi. Ella todavía espera reunirse con la diputada de Podemos, Ione Belarra. "Sabiendo que no es del Gobierno, le pediré que pase el mensaje de la importancia de esta ayuda para nosotros. Que luche por nosotros", termina la activista. La diputada de la formación morada asegura que lo hará. "Mi interés por entrevistarme con ella es que se pueda escuchar su voz en España y que ella sea la protagonista de la demanda para que España recupere la cooperación al desarrollo", afirma.

"Un Gobierno comprometido tiene que intentar garantizar los derechos humanos en cualquier lugar del mundo. Nosotros trabajamos en la línea de la Agenda 2030. Aunque hay que adaptarla a cada país, los objetivos son para todos los países, y tenemos que aplicar la lógica que todos tenemos que luchar contra la desigualdad. Nos pone en una relación de igual a igual", añade la diputada que, aunque no ha podido conocer in situ el programa de la marroquí, sí ha viajado a Jordania y Grecia en el marco de este proyecto de Oxfam . Le acompañaban en ese periplo la socialista Meritxell Batet y Patricia Reyes, de Ciudadanos. Su anfitrión en el campo de refugiados de Zaatari, Jasem Al Wrewir, no ha podido devolverles este martes la visita. Pero se han traído su mensaje.

  • Jasem Al-Wrewir, campo de refugiados de Zaatari, Jordania

 Jasem Al-Wrewir, refugiado sirio en Jordania.

SIRIA Y LA AYUDA HUMANITARIA

Datos de la Ayuda Oficial al Desarrollo en el país:

España aporta: 12.372.971 €

% de la aportación española del total que recibe:

2009: 3,7%

2014: 0,8%

Variación: +175%

Ayuda destinada a ayuda humanitaria (global):

El total de ayuda humanitaria española ha pasado de 319 millonesde euros en 2009 a 47 millones en 2015, lo que supone un recorte del 85%.

Era un próspero empresario en Siria. Gestionaba seis vertederos que daban empleo a 200 personas. Y todo su esfuerzo se esfumó con la guerra. En 2013, Jasem Al-Wrewir huyó a Jordania. Desde entonces vive en el campo de refugiados de Zaatari, donde ha sido fundamental para establecer un sistema de reciclado innovador. "Estoy agradecido a Oxfam por ofrecerme la oportunidad de trabajar en el proyecto y aprovechar mi experiencia anterior. Significa mucho para mí", recoge su testimonio el informe La Realidad de la Ayuda.

"Lo que no se aguanta es no tener esperanza", opina Meritxell Batet (PSC), quien visitó a Al-Wrewir. "Sentí que a él no le apetecía hablar, no quería hacer victimismo de su vida", recuerda la socialista. "La conversación fue dura. Él tiene mi edad y era imposible comparar. Nos podría pasar a cualquiera", reflexiona. Batet critica la drástica caída del presupuesto destinado a ayudar a personas como este sirio, padre de 14 hijos a los que intuye que no podrá dar el futuro que desearía. "Otros países, a pesar de la crisis, no han bajado tanto como España", dice. Por eso, promete que se sumará a los esfuerzos que ya viene haciendo su partido "para que este asunto tenga una presencia constante".

Para empezar, las tres diputadas de PSC, Podemos y Ciudadanos que compartieron esta experiencia presentaron a su regreso una proposición no de ley para que España cumpla con su compromiso de acogida de refugiados. Y de paso, en palabras de Batet, "mandar la señal de que estas cuestiones trascienden las siglas".

Imprimir ficha

Buscador




Síguenos en

Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural
C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es Conforme: XHTML 1.0 CSS 2.1
W3C WAI - AA
Accesibilidad

Liberbank

Escudo de Espa�a con el texto: Ministerio de Agricultura, Alimentaci�n y Medio Ambiente Bandera de la Uni�n Europea