Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

REDR REDR

  • Twitter
  • Facebook
  • Youtube
Está usted en:
  1. Actualidad
  2. Noticias
Bookmark and Share

Noticias

Ana Corredoira, ganadera ecológica en la comarca de A Ulloa (Lugo): «Las personas jóvenes jugamos un papel clave en la construcción del futuro del sector»

21/01/2022 Área: LEADER Fuente: REDR

Para la realización del estudio ‘La juventud es más que una palabra. Diagnóstico, políticas y oportunidades para la juventud rural en España', elaborado por REDR, solicitamos la participación de diferentes jóvenes y actores relacionados con el desarrollo rural y los jóvenes.

A continuación, presentamos el testimonio de Ana Corredoira, una joven ganadera miembro de As Vacas de Ulloa SCG. Una cooperativa de trabajo asociado que nace con el objetivo de desarrollar un proyecto de envasado, procesamiento y comercialización de leche y productos derivados, bajo la certificación ecológica. De esta manera, los socios y socias del proyecto han asumido el reto de cerrar el ciclo productivo, para asegurar el futuro de sus explotaciones a través de la creación de valor añadido.

El proyecto ha sido impulsado a través de dos familias ganaderas que gestionan dos granjas dedicadas a la producción de leche ecológica: Granxa A Cernada y Granxa Maruxa, ambas pertenecientes a la comarca de A Ulloa.

A través de esta entrevista, conoceremos la trayectoria de Ana como ganadera. Asimismo, tendremos la oportunidad de conversar sobre los desafíos y las oportunidades a los que se enfrenta el sector y del valor del asociacionismo y cooperativismo para poner en marcha proyectos en el medio rural.

1. ¿Cuál es el origen de tu proyecto?

Mi nombre es Ana Corredoira, tengo 32 años y soy ganadera. Tengo concretamente una granja de vacas de producción de leche, y el nuestro es un proyecto de agricultura y ganadería ecológicas. Vivo y trabajo en un pueblo, A Cernada, de 8 habitantes (en mi unidad familiar, donde convivimos 3 generaciones, somos 5), que pertenece al municipio de Palas de Rei (Comarca da Ulloa - Lugo), en el corazón de Galicia.

Es en el año 2013, tras concluir mi etapa universitaria (soy bióloga de formación), cuando me incorporo de forma definitiva a la actividad. Apenas unos meses más tarde del inicio de esta nueva etapa, el fallecimiento de mi padre supuso un doloroso punto de inflexión. En ese momento asumo junto a mi hermano la dirección de la granja. Creo que fue el empeño, la dedicación y todo el esfuerzo que mis padres dedicaron a su proyecto lo que hizo que me sintiera orgullosa de su trabajo, de su forma de vida. Y convencida de mi elección. Creo que el mundo rural juega un papel fundamental en la sostenibilidad ambiental y en el desarrollo y puesta en valor del sector agroalimentario. Y todo ello conlleva un importante impacto social y económico en el territorio.

Entendiendo la necesidad de empoderarnos como ganaderas, en el 2015 hemos empezado a trabajar en un proyecto cooperativo junto a otra ganadera de la comarca (Marta Álvarez, de Granxa Maruxa, en Monterroso) para desarrollar un proyecto de envasado, transformación y comercialización de leche y derivados ecológicos. Un cierre de ciclo (desde la tierra a las personas que lo consumen) que entendemos, nos permitirá poner en valor nuestro trabajo y por extensión nuestra forma de vida y relación con el medio, asegurando además el futuro de nuestras granjas.

2. ¿Por qué decidiste dedicarte al sector primario?

Soy hija de ganaderos, y descendiente por ambas partes de mujeres y hombres ligados a la tierra (molineros, agricultores, labregos en definitiva). Crecer en una aldea, entre vacas, me ha permitido crear un vínculo muy especial con este territorio, y entender que este oficio es una forma/estilo de vida. Siempre he formado parte del proyecto de mis padres, al igual que mi hermano pequeño, porque a fin de cuentas, nuestra granja nace como su proyecto personal y profesional. Con el paso de los años he ido aprendiendo que la ganadería es exigente, en cuanto a carga de trabajo y responsabilidad, pero también sumamente satisfactoria, y sobre todo, el seguir viviendo y trabajando aquí, me ha permitido estar cerca de mi familia y de aquellas personas que siempre han formado parte de mi vida.

Por otra parte, siempre me he sentido orgullosa del enfoque de mis padres, que ya en el año 2002 realizaron la reconversión hacia una agricultura y ganadería ecológicas, desarrollando de forma paralela un pequeño proyecto artesanal de envasado y transformación de leche, para comercializar sus productos de forma directa. Esta forma de entender la ganadería, directamente ligada a la transformación y comercialización, me apasiona e ilusiona. Y creo que ha tenido mucho peso a la hora de tomar la decisión de continuar sus pasos.

3. ¿A qué tres principales desafíos se enfrentan los agricultores jóvenes/ganaderos?

Actualmente nos encontramos en un momento delicado, crítico, a raíz de la escalada de los costes de producción y del coste energético. La ya de por si débil estructura de los sistemas agroganaderos, marcada por unos bajos precios en origen, se enfrenta ahora a un escenario de incertidumbre y retos, de cara a asegurar nuestro futuro. Creo que este futuro deba pasar por:

- La búsqueda de valor añadido. Es imprescindible lograr ese necesario reparto de valor a lo largo de la cadena alimentaria. Porque solamente de esa forma podremos repercutir nuestros costes, y lograr una renta digna, sin comprometer nuestro futuro y el de nuestras familias. Creo que el asociacionismo/cooperativismo debe jugar un papel clave en este proceso de empoderamiento.

- La situación de emergencia climática exige tomar medidas inmediatas, y rediseñar los objetivos a medio y largo plazo. Es un tópico ya, y el término sostenibilidad se ha convertido en los últimos tiempos en una etiqueta de marketing. Pero la realidad es que, desde la tierra, desde la producción primaria, es urgente revisar los modelos de producción y trabajar en clave de futuro en cuanto a prácticas agrícolas, aprovechamiento de recursos naturales, etc. La agroecología es una alternativa de futuro, en un sentido muy amplio. El fomentar los sistemas de producción familiar, ligados al territorio y que llevan a cabo prácticas ecológicas, permitirá generar un fuerte impacto positivo no sólo a nivel ambiental, sino también social y económico.

- Hay un reto de futuro también relacionado con el territorio. Creo que las mujeres y hombres que habitamos el rural, y especialmente las personas más jóvenes, debemos continuar exigiendo aquellos derechos y servicios imprescindibles para el desarrollo de nuestra vida y de nuestro trabajo en nuestras aldeas o pueblos. La fuerte crisis demográfica que afecta al mundo rural del territorio español es una consecuencia de muchos factores que llevan actuando años, dé - cadas, y sobre todo es fruto del progresivo abandono público e institucional de nuestro territorio. Sin servicios, conexiones y comunicaciones, no podemos realizar nuestro trabajo, emprender nuevos proyectos o simplemente asentarnos en el territorio y formar una familia.

4. A parte del necesario relevo generacional, ¿Cuáles son los principales efectos positivos de incorporar a la juventud en el sector?

La incorporación de jóvenes al sector primario aporta un recurso fundamental e imprescindible para la continuidad de los proyectos asentados en el territorio rural: el capital humano, el más deficitario y el más importante.

Hay que romper además con el discurso habitual ligado al trabajo y vida en el mundo rural, lleno de prejuicios y connotaciones negativas: la ganadería y la agricultura no son sinónimos de atraso, escasa formación o pocas oportunidades. Todo lo contrario, se requiere mucha formación para mejorar en términos de eficacia y eficiencia. Para darle valor a nuestros proyectos y lograr la necesaria diferenciación. Y sobre todo, vivimos en un medio rico en recursos, y ese potencial es fuente de vida y trabajo. Creo que los jóvenes juegan-jugamos un papel clave en la creación de esa nueva imagen del sector y sobre todo, en la construcción del futuro del mismo, buscando ese necesario y justo equilibrio entre la tradición y la innovación y el desarrollo.

5. ¿Qué tipo de medidas que deberían ponerse en marcha para fomentar el relevo generacional en el sector primario?

El sector primario está directamente ligado al mundo rural. Y tal y como he mencionado, la pérdida de servicios e infraestructuras en este territorio supone una fuerte debilidad, que durante décadas ha generado un éxodo de jóvenes hacia zonas urbanas o periurbanas. Hay que revertir esta situación, y desde el territorio (con los pies en la tierra), diseñar aquellas estrategias que nos permitan combatir de forma comunitaria, por supuesto, esas debilidades. Al igual que una empresa asentada en una ciudad o en un polígono empresarial, necesitamos vías de comunicación, conexión a internet, telefonía, electricidad... Precisamente porque somos EMPRESAS, con un papel clave en la estructura social y económica del territorio, con capacidad de generar empleo, lo que permite asentar población, y con carácter estratégico, pues producimos alimentos. Otro hándicap importante es la dificultad impuesta por el nivel de inversión necesario normalmente, el acceso a la tierra y las trabas o dificultades burocráticas. Creo que hay un escenario transversal y estructural sobre el que trabajar, que englobaría estos elementos, y que debe transformar la dificultad en oportunidad.

6. ¿Podrías mencionar algún caso de éxito que haya tenido lugar en España o en otros países europeos?

Creo en la potencialidad del ámbito local para transformar el actual modelo de producción-consumo. Y opino que es en este ámbito en el que hay que visibilizar referentes y ejemplos que sirvan de apoyo a los más jóvenes: para conocer la realidad productiva y socioeconómica de su entorno/territorio, para formar y orientar los perfiles profesionales, etc. Partiendo de esta base, siempre pongo de ejemplo los referentes, los proyectos, las personas, especialmente mujeres, de mi territorio/comunidad que han sido cruciales en mi desarrollo personal y profesional. Mi comarca, A Ulloa (en la provincia de Lugo) es un territorio con muchas mujeres referentes en el mundo empresarial, cultural, en el mudo del emprendimiento, de la producción ecológica, de la innovación, etc.

Hablo de proyectos como Milhulloa, una cooperativa cuyo objeto social es el cultivo ecológico, tanto de plantas medicinales como de hortalizas; o Muuhlloa, un laboratorio de ideas de cosmética elaborada con leche fresca de vaca (de Granxa Maruxa) y extractos vegetales de plantas tradicionales de la tierra (de Milhulloa). Ejemplos de asociacionismo que nacen de la sinergia, la alianza y sobre todo, la voluntad común de poner en valor nuestro territorio y nuestra forma de vida. También nuestro proyecto, Sen Máis, nace de esa misma voluntad y sinergia. En este caso, nos hemos asociado dos granjas (Granxa A Cernada y Granxa Maruxa), creando la cooperativa As Vacas da Ulloa SCG, con el objetivo de comercializar de forma directa nuestra leche (leche fresca y derivados).

7. ¿Y para aumentar el interés por la agricultura y la ganadería entre la juventud?

Nuevamente, visibilización de referentes y proyectos que en las áreas de la agricultura y la ganadería están realizando y desarrollando iniciativas de diferenciación y valor añadido. Por ello es fundamental la comunicación ligada al sector. Es algo que defendemos activamente: debemos comunicar, desde la honestidad y la transparencia, qué hacemos y por qué lo hacemos así. Porque la comunicación también nos permite empoderarnos y llegar a los consumidores, y por supuesto, a los jóvenes que puedan tener cierto interés en acercarse al sector primario.

8. ¿Cómo pueden los jóvenes agricultores/ as contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Somos las personas los verdaderos agentes de cambio sobre el territorio. En este sentido garantizar la continuidad de actividades como la agricultura y la ganadería a través del relevo generacional y, en general, a través de la incorporación de jóvenes al sector primario, es fundamental a la hora de implantar aquellas medidas ligadas a la sostenibilidad del sector. Los grandes retos relacionados con la alimentación, el cuidado y mantenimiento de la biodiversidad o el aprovechamiento racional de los recursos naturales requieren de nuestro trabajo, nuestra acción en el mundo rural, a través de proyectos que garanticen los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sigan proporcionando alimentos seguros y de máxima calidad a la población.

9. ¿Qué consejo le darías a una persona joven que quiere dedicarse a la agricultura y no sabe por dónde empezar?

Creo que la agricultura y la ganadería son oficios vocacionales, pero me he dado cuenta que esa vocación no está exclusivamente ligada al hecho de nacer o crecer ligada a ellos. Y esto es algo esperanzador e ilusionante. Por ello, si eres joven, tienes interés, voluntad de formarte y aprender, encontrarás en el sector oportunidades de crecer y adquirir experiencia y destrezas (el sector primario es una fuente de trabajo, y en muchas áreas, deficitario de personal cualificado). Por otra parte, si tienes una idea, un proyecto, nuevamente, busca en tu comunidad, en el territorio, el contexto de aprendizaje y aplicación de esa idea. Y trata de buscar ese feedback necesario a través del asociacionismo o el cooperativismo

Imprimir ficha

Buscador




Copyright © 2008 Red Española de Desarrollo Rural C/ Duque de Medinaceli, 12 1º izda. 28014 Madrid
Tel.: 911 289 748 Email: redr@redr.es

GlobalSTD ISO 9001 System Certified
Sistema gestión certificado